El Ayuntamiento de Torrevieja ha emitido dictamen favorable, a través de la Comisión Informativa de Urbanismo, la ampliación de la extensión del Paraje Natural del Molino del Agua con la inclusión de una zona de duna que no está incluida en la declaración de 2006 y también la zona de playa lindante al LIC de Cabo Roig hasta el límite del agua. La solicitud, que tendrá que ser aprobada en Pleno, añade a las 17 hectáreas del parque cerca de otras cuatro.

Esta zona que Torrevieja quiere denominar Dunas y Pinada de Molino del Agua ha sido objeto de una serie de trabajos de restauración dunar con los que la Concejalía de Medio Ambiente quiere incrementar la biodiversidad del espacio con la reintroducción de especies que habían desaparecido hace décadas. Además se ha retirado la madera quemada de distintos incendios y se ha procedido a la revegetación de la zona con sabinares y enebrales costeros y se han continuado realizando plantaciones con especies vulnerables y amenazadas como la zanahoria marítima o la algodonosa. 

Por otra parte, también se ha actuado sobre nuevas zonas, ampliando el rango de actuación en el extenso cordón dunar de este espacio, con especies características de tales hábitats dunares. Todas estos trabajos promovidas por la Concejalía de Medio Ambiente en el PNM Molino del Agua se enmarcan en el proyecto ‘Adaptación de los hábitats del litoral del Sureste de la Península Ibérica ante los efectos del cambio
climático’ que viene desarrollando ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste), con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), enmarcado, a su vez, en el proyecto LIFE IP INTERMARES “Gestión integrada, innovadora y participativa de la Red Natura 2000 en el medio marino español’.

Jornada de voluntariado

El sábado 28 de abril se realizará en esta zona una jornada de eliminación de especies exóticas invasoras en el cordón dunar, con el objetivo de liberar el espacio ocupado por estas plantas ajenas a los ecosistemas dunares mediterráneos para favorecer la regeneración natural y planificar futuras actuaciones que se retomarán en otoño. Una jornada abierta a todos los que quieran participar.