El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha procedido a la firma del convenio que regula la cesión de las Norias Gemelas al Ayuntamiento de Orihuela por parte del Juzgado Privativo de Aguas, por una duración de treinta años, con la finalidad de que el Consistorio proceda a su recuperación y puesta en valor.

Asimismo, el primer edil oriolano y el presidente del Juzgado Privativo de Aguas, Francisco Simón, firmaron este documento con el que a partir de ahora, el Ayuntamiento podrá poner en marcha “el proyecto de recuperación tanto de las norias como de su entorno”, tal y como avanzó el primer edil oriolano. Y es que la finalidad es “aprovechar el espacio para recuperar el azud y las norias, ya que tenemos que poner en valor el sistema de regadío al que tanto le debemos y que es un símbolo de nuestra agricultura”.

Al acto de la firma de esta cesión asistieron también los concejales de Patrimonio Histórico, Rafael Almagro; Agricultura, Noelia Grao; y Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, así como el diputado provincial de Ciclo Hídrico, Francisco Sáez, una representación de regantes y de la asociación de amigos de Las Norias Moquita y Pando.

Al finalizar el acto, el juez de Aguas hizo entrega al alcalde de Orihuela de una insignia del Juzgado Privativo de Aguas, así como de la primera ordenanza escrita, privilegio del rey Alfonso X El Sabio de 1275, y un libro que recoge las ordenanzas del Juzgado Privativo de Aguas correspondientes a este año 2017. Este gesto es un reconocimiento al apoyo institucional que el Ayuntamiento de Orihuela mantiene con todos los miembros del Juzgado Privativo de Aguas y con los regantes que lo conforman, y que incluyó la firma de Bascuñana en el libro de Honores y Distinciones de esta institución.